Los Juicios Orales en México

En Junio del 2008, el Sistema de Justicia Penal en México fue objeto de reforma federal y entró en vigor en el presente año. Dicha reforma modifica al sistema judicial el cual era de manera escrita por el nuevo modelo acusatorio, el cual es oral.

Este nuevo modelo tiene como objetivo promover el respeto entre las partes, agilizar el tiempo de dictar resoluciones por parte de los órganos jurisdiccionales y lograr una mayor efectividad en la impartición de justicia. Así mismo, este modelo se basa en cinco principios: la inmediación, la oralidad, la continuidad, la contradicción y la concentración.

Con esta reforma federal al Sistema de Justicia Penal se busca traer mejoras al derecho penal mexicano, complementando a las audiencias públicas por medio de un juicio oral en donde el juez debe estar presente en todo momento. Otro aspecto positivo de este nuevo modelo es que se promueven las salidas alternas para la solución de controversias: la mediación y la conciliación, en donde entra un tercer ajeno entre las partes para proponer un acuerdo entre ellas y evitar la audiencia de juicio.

Sin embargo, es evidente que hay factores económicos, técnicos y legales que impiden un desarrollo pleno de esta reforma. Dentro del sistema judicial, un juicio oral en sí continúa siendo tardado y costoso. No todos los tribunales del país se encuentran físicamente acondicionados para llevarlos a cabo y esta nueva reforma le exige una mayor preparación tanto a los jueces y abogados que deseen litigar por lo que llevaría destinar una gran cantidad de fondos a dicha preparación.

El día 15 de noviembre a las 9:00am dentro de las instalaciones del Tecnológico de Monterrey, campus Monterrey, la Lic. Claudia González presentará una conferencia sobre el presente tema en donde profundizará más acerca de esta nueva reforma penal federal, abarcará los principios base y lo que conlleva este nuevo cambio para los mexicanos.

Anuncios