El diseño contra la obsolescencia programada

La obsolescencia programada se refiere a la planeación de la vida útil de un producto, de tal modo que en cierto tiempo determinado deje de funcionar y el usuario se vea obligado a reemplazarlo por un modelo nuevo.  En la actualidad, se  han creado nuevas tendencias  que pretenden contraponerse a estas medidas, debido a que incitan al consumismo y la creación de más residuos.

Una de las campañas más famosas es la campaña de autoreparación, iFixit. Este movimiento consiste en una serie de manuales que se encuentran en la red, los cuales proporcionan la información necesaria para que las personas puedan reparar sus aparatos eléctricos por ellos mismo, y  de esta forma poder alargar la vida de los objetos. De igual forma, pretende promover la  creación de medidas que obliguen a las empresas a facilitar la reparación de sus productos por medio del diseño y venta de repuestos.

Por otro lado, es importante tener en cuenta el tipo de materiales que se utilizan en el desarrollo de productos, pues es necesario que el diseñador tenga una conciencia sobre el impacto de su diseño a largo plazo. En respuesta a esto, el diseño sustentable ha tomado mucho más auge en los últimos años. Esta tendencia considera tres aspectos importantes: el social, económico y el ambiental. 

Hoy en día, es importante pensar en los efectos a futuro que el desarrollo de productos tiene. Es necesario crear medidas para que se promueva un diseño mucho más consciente y que beneficie a las futuras generaciones y no sólo como medida de lucro.

Anuncios