¿Qué tanto se debe confiar en la tecnología?

     En la actualidad, el uso indiscriminado de la tecnología se ha convertido en un agente que atenta contra la seguridad de las personas. En primera instancia, el deseo de ser reconocidos por la sociedad ha conducido a los individuos a volverse adictos a las redes sociales y exponer sin censura cualquier tipo de datos que denoten su riqueza y logros, situación que puede resultar en una catástrofe, ya que la información publicada en la red puede llegar a las manos de delincuentes quienes se aprovechan de la ingenuidad y vanidad humana. Además, cualquier aplicación móvil corre el riesgo de ser hackeada, por lo que la información personal de los usuarios es susceptible a una transgresión.  Un ejemplo de ello, son los recientes casos de secuestros en los que se intercepta la base de datos de Uber o Cabify para conocer la ubicación de las víctimas. Por otra parte, en el plano material, todo aparato electrónico o robot puede fallar de manera inesperada, por lo que no es correcto confiar plenamente en que se está fuera de peligro al utilidad. Es decir, incluso en una cirugía una máquina necesaria-respirador, monitores, etc.- puede descomponerse y los médicos deben estar preparados para enfrentar la situación. De lo contrario, la fe ciega en la tecnología resultaría en la pérdida de una vida. En conclusión, la tecnología es un arma de dos filos que de manera silenciosa puede vulnerarnos mientras nos ayuda.

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué tanto se debe confiar en la tecnología?

  1. Muy buen artículo, me gustaría saber más a cerca de los sistemas de seguridad con los que cuentan estas plataformas de transporte.

  2. El tema de la fiabilidad de la tecnología, que va de la mano con el tema de la seguridad de nuestra información, es definitivamente uno que nos afecta a todos en el siglo XXI. Por lo que me parece excelente que alguien lo haya puesto sobre la mesa ya que deja mucho espacio para un debate interesante.

Los comentarios están cerrados.