Los sensores de la sociedad

Aunque no los veamos o incluso no se sepan mucho de ellos, los sensores son unos grandes ayudantes dentro la sociedad. Existen muchos sensores de diferentes tipos y para diferentes tipos de fenómenos pero muchas personas desconocen la capacidad y sensibilidad de estos, creando así una idea incorrecta de su funcionamiento.

¿Pero qué es un sensor? Un sensor es un dispositivo capaz de determinar un evento tanto físico como ambiental para luego transformar dicha acción en una señal que contiene información de dicho evento. Comúnmente estos tienen cierto nivel de sensibilidad, que es la variación que tiene un sistema para aceptar los valores fuera de un parámetro. Por ejemplo, si un alumno tiene 69, este puede entrar como alumno aprobado por acercarse al 70. Por ejemplo, un sensor de temperatura checa la temperatura de un lugar o un sensor sísmico checa la intensidad de un terremoto. En sí, el sensor solo recibe la información que le llega de una cierta área, siendo que este no recibe la información de un terreno grande y/o no puede distinguir los diferentes factores que puede alterar la información que le llega. Un gran ejemplo de esto es un pluviómetro, el cual puede medir la cantidad de lluvia que ha caído dentro de una zona, pero no es capaz de saber si el agua que entra proviene de las nubes, o de los pájaros o incluso de una persona que haya vaciado agua dentro de esta. Este tipo de factores hacen que los sensores puedan fallar o incluso dar datos erróneos, dando así a investigaciones o hipótesis con datos falsos.

Si usted desea saber más sobre los diferentes tipos de sensores y sus usos dentro de la sociedad, el alumno Diego Alejandro Pacheco Rufino dará una conferencia sobre el tópico el día 17 de noviembre en el Instituto Tecnológico de Monterrey.

 

 

 

Anuncios