Todas las entradas por anagaxiola

¿Qué tanto se debe confiar en la tecnología?

     En la actualidad, el uso indiscriminado de la tecnología se ha convertido en un agente que atenta contra la seguridad de las personas. En primera instancia, el deseo de ser reconocidos por la sociedad ha conducido a los individuos a volverse adictos a las redes sociales y exponer sin censura cualquier tipo de datos que denoten su riqueza y logros, situación que puede resultar en una catástrofe, ya que la información publicada en la red puede llegar a las manos de delincuentes quienes se aprovechan de la ingenuidad y vanidad humana. Además, cualquier aplicación móvil corre el riesgo de ser hackeada, por lo que la información personal de los usuarios es susceptible a una transgresión.  Un ejemplo de ello, son los recientes casos de secuestros en los que se intercepta la base de datos de Uber o Cabify para conocer la ubicación de las víctimas. Por otra parte, en el plano material, todo aparato electrónico o robot puede fallar de manera inesperada, por lo que no es correcto confiar plenamente en que se está fuera de peligro al utilidad. Es decir, incluso en una cirugía una máquina necesaria-respirador, monitores, etc.- puede descomponerse y los médicos deben estar preparados para enfrentar la situación. De lo contrario, la fe ciega en la tecnología resultaría en la pérdida de una vida. En conclusión, la tecnología es un arma de dos filos que de manera silenciosa puede vulnerarnos mientras nos ayuda.

 

Anuncios

Hacia la ingeniería alimentaria asistida por sistemas computacionales: marcos teóricos para el desarrollo del producto, la calidad y la seguridad durante el procesamiento

Toward computer-aided food engineering: Mechanistic frameworks for evolution of product, quality and safety during processing es un artículo perteneciente al “Journal de Ingeniería alimentaria” que a través de nueve apartados describe a detalle cómo la modelación de escenarios virtuales puede optimizar los procesos alimentarios, así como las ventajas y desventajas del uso de recursos computacionales para predecir el comportamiento de alimentos sólidos.  

 En las primeras tres secciones del documento, Ashim K. Datta, profesor de biología e ingeniería ambiental en la universidad de Cornell, explica cómo se desarrolla un modelo físico-matemático para la comida haciendo hincapié en que el comportamiento de los alimentos es variable cuando se exponen a fenómenos como la evaporación o la cocción, por lo que generar un modelo general es difícil y requiere de un planteamiento claro y el uso de ecuaciones ya existentes, para describir esto, el autor hace uso de diagramas de flujo, gráficas y tablas. Por otra parte, Datta menciona que, al estar basados en física, mecanística y las leyes estándares de conservación, este tipo de modelos pueden alcanzar una alta precisión. No obstante, para que éstos sean útiles para el sector industrial, su capacidad de cálculo debe ser muy alta por lo que se requieren equipos con una memoria RAM capaz de computar los datos en segundos, lo cual representa un reto para estas tecnologías.
    Finalmente, el autor sugiere que los modelos virtuales para la ingeniería en alimentos sean utilizados como herramientas educacionales ya que permiten mejorar el proceso de aprendizaje y facilitan la comprensión de los estudiantes sobre problemáticas reales. Asimismo, declara que ya es hora de reforzar la sinergia entre los sistemas digitales y los procesos alimentarios para alcanzar los estándares de calidad y seguridad deseados y explica los requerimientos para lograrlo.

 A pesar de la complejidad de las demostraciones matemáticas y el lenguaje empleado a lo largo del artículo, este es una fuente de información útil para entender la física detrás de la elaboración de alimentos y cómo esta puede ser modelada y codificada para su análisis computacional.

Datta, A. (2016). Hacia la ingeniería alimentaria asistida por sistemas computacionales:     marcos teóricos para el desarrollo del producto, la calidad y la seguridad durante el   procesamiento. Journal de Ingeniería Alimentaria 176, 9-27. Recuperado agosto 21, 2017  de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S026087741530011X