Todas las entradas por Jesús Alemán

China se acerca a la supremacía mundial

El día 14 de octubre del presente año, la revista “The Economist”, -una prestigiosa revista de divulgación que trata con hechos que afectan la política y economía de varias regiones en el mundo- publicó un artículo donde se definía al presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, como el hombre más poderoso del mundo; título que ha pertenecido al presidente de los Estados Unidos por al menos 100 años hasta ahora.

Aunque el articulista en este tema atribuye la superioridad en el poder de Xi Jinping a su influencia internacional -tema en el que el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no ha sido precisamente alabado- en el tema de las relaciones internacionales un personaje es tan grande como la nación a la cual representa y por lo tanto no se debe desacreditar la capacidad económica, política, comercial y de otra índole que China posee.

Entre los hechos que se pueden destacar para defender el título que el señor Jinping tiene en el momento, es el crecimiento acelerado que el gigante asiático ha tenido durante los últimos 50 años, pasando del desastre de la Revolución Cultural de Mao, a la tercera potencia comercial más influyente del mundo y la segunda nación más poderosa en cuanto a ingresos y poder militar que existe. Una evolución económica y sociopolítica acelerada que, de continuar de forma semejante, pudiera colocar a esta nación como la nueva gran superpotencia mundial. Esta posibilidad era impensable tan solo hace veinte años.

Con base en estos datos y estadísticas derivadas, economistas de numerosas universidades estiman que, dentro de al menos 60 años, China llegará a posicionarse como la nación más poderosa del mundo, logrando que el mundo oriental se coloque al frente de la vanguardia económica, e incluso tecnológica por primera vez desde el inicio de la edad moderna. Aunque como todo en el mundo de la economía y la política, nada es seguro, pues finalmente existen muchos factores base que pudieran afectar la estabilidad del poder que sostiene dicho país; por lo que esta seguirá siendo una realidad en potencia por tiempo indefinido.

Anuncios

Big Data y el nuevo oro negro

Como muchos ya sabrán, el petróleo por mucho tiempo ha sido la materia prima más valorada en muchos mercados, al punto al que se han iniciado guerras con la búsqueda de obtención de este de trasfondo. Ahora, esta posición de supremacía en la valoración económica se ve amenazada por uno de los recursos más comercialmente infravalorados, hasta ahora: la información. Y por este medio se buscará justificar la relevancia comercial que esta posee.

El Big Data se conoce como una colección masiva de información, la cual está a la disposición de quien sepa y pueda aprovecharla. En contexto de la propuesta, el Big Data es una de las más valiosas minas de oro moderno disponibles; ya que, con la información necesaria en las manos preparadas, se puede llegar a estrategias comerciales, modelos de negocios y a vislumbrar oportunidades y riesgos tales que derivarían en un empoderamiento y capitalización que pudiera ser incluso colosal.

Por otro lado, muchos podrían ver riesgos dentro de esta área de oportunidad, ya que a veces la información puede llegar a estar obsoleta incluso en cuestión de segundos ya que se ve constantemente afectada por hechos que muchas veces quedan fuera del control de casi el total de las personas. Sin embargo, mucha otra información puede ser incondicionalmente invaluable.

Es por eso que se debe tomar en consideración la importancia del poder del conocimiento en la búsqueda de lucro y poder económico, ya que a veces puede ser un factor decisivo en las grandes inversiones.