Todas las entradas por marianapaez1281358

Cultivos resistentes a la sequía

Actualmente, existen muchas problemáticas una de las más importantes es el decremento de agua. Nuestro cuerpo se compone mayormente de agua, aproximadamente un 75%. Es decir, el agua es indispensable para sobrevivir. Sin embargo también lo es la comida que proviene de origen vegetal. Mas el proceso de producción de frutos y plantas requiere utilizar grandes cantidades de agua que muchas veces no se aprovecha totalmente o se desperdicia y contamina. Jill Farrant propone que se utilicen cultivos de resurrección para disminuir las cantidades de agua que se necesitan. Sin embargo es necesario analizar que tan productivo y eficiente es recurrir a la plantación de arbustos, árboles y plantas que sigan este modelo. Hay que considerar que el clima ha cambiado y cada vez aumentan más los períodos de sequía, de igual manera hay un aumento en la población mundial. Actualmente se estima que son 7 mil millones de habitantes, sin embargo, para el año 2050 se estima la población será de 9 mil a 10 mil millones. Este aumento en la población con lleva a un aumento en la producción agrícola, la cuál genera un mayor desperdicio del agua y otros recursos. Al utilizar plantas de resurrección, las cuales pueden sobrevivir tiempos de sequía y no morir totalmente, después de un tiempo se pueden volver a regar y de nuevo producen frutos. El único problema con estos frutos es que no son 100% naturales ya que su genética es modificada mediante un recurso biótico. Es necesario tener en cuenta todas los aspectos involucrados para determinar si es más conveniente invertir en el proceso de modificación que en otra solución para aprovechar mejor los recursos en la producción agrícola.

Alimentos funcionales: un análisis general acerca de las características químico – nutricionales, desarrollo industrial y legislación alimentaria

¿Qué es un alimento funcional? La siguiente pregunta la responde Sc. Patricia Sedó Masís, maestra de nutrición y gerontología de la Universidad de Chile. En si la profesora lo define como un término reciente en la cultura occidental al igual que “alimento saludable”, sin embargo el origen de la creencia de que estos alimentos ayudan a tratar dolencias data de 1000 a. C.  No obstante hasta 1940 se realizó un estudio para determinar su relación. En el apartado Caracterización de los alimentos funcionales se define que la característica principal de los elementos funcionales es su composición química,  es decir alimentos que fueron procesados con un componente específico a diferencia de los alimentos saludables que se encuentran en estado natural o que han experimentado un procesamiento mínimo. Sadís en el segundo apartado describe los componentes que se han probado están relacionados con la prevención de enfermedades, menciona ejemplos de alimentos, sus componentes y su función demostrada. En el apartado Desarrollo industrial de “alimentos funcionales” se menciona como los mercados aprovecharon la oportunidad y crearon su mercado de consumidores informados e interesados en los componentes dietéticos de los alimentos funcionales. Sin embargo antes de desarrollar la industria de alimentos funcionales es necesario realizar más investigaciones científicas y analizar componentes químicos que evidencien el beneficio que aportan estos nuevos alimentos procesados.

Sedó Masís, P. (2001). Alimentos Funcionales: análisis general acerca de las características químico-nutricionales, desarrollo industrial y legislación alimentaria. Revista Costarricense de Salud Pública, 10(18-19), 34-39.

Sc. Patricia Sedó Masís

Revista Costarricense de Salud Pública

Issn 1409-1429

Rev. costarric.salud pública vol.10 n.18-19 San José Jul. 2001